domingo, 23 de noviembre de 2014

En un verbu

Dizía un reflán latinu "verba volant, scripta manent": ara que caúnu entienda comu más crassi le haga. La verdá es que oi la palabra no halla una superficii dina ondi se tenga solina ella: lo mesmu la vemus arruñá en una paré, que pintá en un letreru, que hiziendu ringurrangus en anguna oja quadreá o brillosa enos cachaparrus tenológicus. Ain hechas de pasta frotandu en caldu o derechas ena piera, hincás enos chitus, milenarias o d'ayel pola tardi. Ain palabras que se destacan quandu un cuñu o una firma están cerquina i otras engurrías en una oja pegá ala suela descorchá duna albarca vieja. Tenemus palabras sagrás i otras que namás se gastan una ves ena vida, toas ellas recadás en un mesmu dicionariu. Tantas ai que no ai boca pa mentá-las toas, por essu preferimus palral sin dizil ná, hiziendu del arti i l'albeliá de trasmitil cona palabra un insultu ala estoria del ombri, queandu "crudelis aras", comu dizía Vergiliu. A trocu d'engañal, las palabras son pa nusotrus los coloris del cambaleón. A trocu de queal bien, son dulçainas que regalamus. A trocu de regenteal, son alajas, ingüentis, metugis i perifollus. Con ellas mos sentimus importanciosus i mos alabamus, mos abaxamus i enfochamus. No ai verdá que con ella se diga, porque ya no ai genti ralidosa, assinque no damus cudiau de palral mentris que no pesi más que'l airi lo que dizimus. La lengua se reholla contra los carrillus dispués d'emporcal-si en el pensamientu, comu si, deque mentamus las palabras, salieran despercuías i rechinantis, quandu la verdá es que hierin el airi a chinfarrás i ata ván alas vezis de recula estomagandu. La palabra no es cal pa embarral los farrondonis ni los santus delas nuestras acionis. A, enraoris del mundu, no empercochin las palabras que tós usamus, porque, enque vaigan en boca en boca comu los besus, las esgarran comu un pollu contra el encerau!


En un verbu ( El Periódico Extremadura - 23/11/2014 )

No hay comentarios:

Publicar un comentario